Blogia
Un viaje de pensamientos

TITULITIS

TITULITIS

No me encuentro bien en estas situaciones.

 El pasado sábado por la mañana fui a la facultad de CC EE y EE de Zaragoza a recoger mí título universitario. Hace varios años empecé lo que acabé hace algunos meses. Horas, esfuerzo, quebraderos de cabeza y dinero invertido en algo que a los abuelos les llena de orgullo y a mí debería hacerlo de satisfacción, pero no es así. Me lo tomo como un trámite, uno más, de los muchos que ridiculiza a esta sociedad, y por lo tanto como tal lo he afrontado.

 Sábado por la mañana, una buena señora pasa 2 horas en la secretaría del centro dispuesta a atender todo este tipo de formalidades y legalidades, si lo son que lo sean hasta las últimas consecuencias y de nuevo, reitero, así me lo he tomado yo también.

Esta mañana no la he podido aprovechar para seguir viendo a mi familia, ni he ido a visitar a ese amigo que hace tanto tiempo que no veo, he debido coger unos documentos, recordar que tras todas las matrículas pagué más de 120 euros para que fuera expedido el papel que hoy iba a recoger o nada de lo conseguido tendría validez oficial, y marcharme rumbo a un edificio (que por cierto inicialmente fue un hospital, ya hace muchos años) al que no le tengo aprecio, aunque sí a ciertas personas que lo habitan a diario, por ejemplo a personal de secretaría que en varias ocasiones me han mostrado su comprensión, y hoy de nuevo lo han hecho ligeramente.

 Porque hoy me ha sorprendido la Universidad de Zaragoza, como institución que propone, consensúa, aprueba y redacta normas y decretos que deben cumplirse como CONDICIO SINE QUA NON para múltiples propósitos.

Al turrón... “Buenos días tenga usted,  vengo a recoger un título universitario” – “Sí, es a mí nombre, aquí tiene mi DNI” - “Me llegó una carta hace poco diciendo que podía pasar a recogerlo, es de la última hornada” – Aquí está, tómalo, tuyo es, mío no... pero: “Debes firmarlo aquí para poder llevártelo”. Qué? Perdón? Debo firmar obligatoriamente un documento que es para llevármelo y guardarlo yo? Lo siento, pero sencillamente no entiendo esa obligación, yo le firmo cuantos documentos y recibís sean necesarios para formalizar la retirada de este Título, que aporten seguridad al hecho, que sea personal e intransferible, que impida que venga cualquier amigo o enemigo y se lo lleve sin mi permiso, o aún con él me obligue a mí a tomar parte activa. Sé y conozco además que para que su validez sea completa y definitiva debe llevar mi firma, y así lo haré, pero acaso no puedo y hasta debo hacerlo cuando a mí me apetezca, tranquilamente, en mi casa, con la plumilla que me pudo regalar un familiar querido para homenajearle, en un momento que tenga buen pulso y con buena letra. O acaso no soy libre de hacer un dibujo, el que más me apetezca ver ahí y me traiga recuerdos, ese que me gusta tanto difuminar en trazos, rotular y ver después el resultado??? No puedo... por qué? Si me dan una explicación lógica y racional que yo entienda, si son capaces, adelante con el trámite! Ahora!, no lo entiendo, lo asumo y lo respeto, para bien y para mal. Pero no puedo entender que acudiendo yo personalmente, identificado de forma adecuada y abierto a aportar cuántos datos me sean requeridos y sin poner ninguna pega al respecto, se me obligue a firmar la copia que se me entrega y es para que me la lleve, además por supuesto del recibí razonable y lógicamente fechado de que soy yo quien lo retiro ese día, hoy por la mañana.

 Además, y quizás lo más grave es que va en contra de la aplicación práctica de lo que, en parte desde esta misma institución, me han enseñado ustedes mismos. De los requisitos legales, de la formalización de documentos, de darles validez y de la obligación, derechos y deberes de cuántos agentes se ven involucrados en un trámite de este tipo.

Por cierto, que hay de la posibilidad de implantar la firma electrónica? De veras es inexcusable que deba viajar desde otra ciudad para recoger mi título, o pagar un poder notarial para permitir que lo haga alguien de confianza por mí? Y si pusiesen esa misma firma (o mi dibujo) en el recuadro correspondiente del título, y nos evitamos la tontería de esta mañana, y nos olvidamos de esa plumilla y sus circunstancias. Alguien está anclado en el pasado, una cosa es conservar las tradiciones y costumbres bonitas y otra es no estar dispuesto a adaptarse a los buenos y nuevos tiempos.

Pero eso en una institución que trabaja y forma a personas para construir un futuro lo mejor posible no puede pasar, yo sé que no es así, pero sigo esperando el día en el que se demuestre con hechos, y no sólo con palabras! A su disposición...
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

2 comentarios

AMAPOLA -

Ahí tu!. Crítico, como debe ser.

Estoy de acuerdo con tu criterio.

A ver si alguien reflexiona... ¿será posible?. Ojalá.

ESTHER -

Me he reído un montón con tu historieta!!!
Eres el anti-burocracia total no??
Yo aún no he ido a recoger el título después de tener la carta desde hace un año!
SOy un completo desastre.
Aunque ahora me esperaré a tener una firma más definida porque la de ahora es como muy cutre!

Saluditos:)
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres