Blogia
Un viaje de pensamientos

Inauguracion de Reflexiones sin Reflexionar

Inauguracion de Reflexiones sin Reflexionar

Es tremendo observar la preocupación que envuelve a parte de la población de entre 16 y 25 años en los meses de febrero, mayo y junio.

Las tensiones, las inconsciencias que decimos y cometemos, las risas nerviosas y las caras de abatimiento.

Frases como: “ No voy a tirar ahora todo el año... “  - Eh, perdona chatic@, ya lo has tirao... la única duda que queda es si serás capaz de recogerlo todo en unos pocos días y hacer que quede medianamente aceptable, para un 5.0 vamos!, pero no a tus ojos claro... sino a los de el profesor de marras, que casualmente no se le ha ocurrido comentar, o lo ha hecho de manera vaga, qué criterios valorará a la hora de calificar el examen. NO, no, no... esos aspectos se quedan para otro “momento especial”, el de la revisión de examen. Momento al que sólo unos pocos elegidos estarán invitados a acudir.

Muchos de los invitados ni siquiera irán, por aquello de evitarse lo que cuesta el regalo o vaya usted a saber..., total son de alguna manera como las bodas, sí como las bodas: todas parecen ser iguales, te fastidia tener que ir y nunca sucede nada que de antemano no se supiese ya que iba a ocurrir, en el caso de la revisión es que te dicen que NO, que te quedas con tu suspenso y el profesor con la conciencia más tranquila.

El caso es que de no haber tenido que ir a la revisión pueden ocurrir dos cosas:

-         Una es que hayas suspendido ampliamente, con lo cual a pesar de estar invitado no has querido ir a la boda y tienes tus motivos.

-         Y otra opción es que lo hayas aprobado, y entonces no pintas nada allí, y he dicho NADA!, así que lo más sensato es NO ir, porque no vas a bailar con los invitados del novio ni de la novia  y nadie te ha invitao.

Así que en los dos casos, conseguirás no malgastar sin sentido 2 horas de tu vida, en las que perfectamente podrías haber descubierto la vacuna contra el SIDA, tener la idea del negocio más rentable del siglo, recoger tu habitación que parece una leonera o conocer el amor de tu vida. Si aún así crees que asistir a una revisión de examen es útil, provechoso o incluso necesario, it´s up to you!! No voy a ser yo quien te aconseje que no lo hagas, porque en la última boda a la que tuve que asistir como actor principal en la facultad me dieron por fin, el SÍ.De todas formas nada de lo que ocurra puede ser real, pero verdad que parece mentira??   

 TALUEGO

Muchas veces la mejor forma de explicar algo es dando como muestra un botón. Pues por aquí van los tiros de las Reflexiones sin Reflexionar. Textos abiertos, sin pretensiones, completables o como en este caso, escritos en un trayecto de autobús. Momentos en evolución. OBSERVA Y COMPRENDERÁS!

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

1 comentario

DOLORES -

Genial. Sencillamente.
Nunca hubiese podido crer que un trayecto de autobús, diese para tanto. Inspiración, chispa, metáfora, parábola, todo esto y algo mas que no quiero contar, se aprecia claramente en tu forma de escribir en "reflexiones sin reflexionar".

A ver si vamos tomando nota, porque cosas así merecen ser leidas y hasta más de una vez.

¡Muy bueno! Si señor.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres