Blogia
Un viaje de pensamientos

INCREDULIDAD

INCREDULIDAD

Ayer me encontré un imperdible... alucinante!!!

Si yo me lo encontré, es que alguien lo había perdido. Pero cómo se puede perder un imperdible??? Si es que semánticamente está claro: IN->Prefijo latino que implica negación; PERDIBLE-->Adjetivo calificativo. Luego entonces, tras múltiples operaciones: IMPERDIBLE--> Dícese de aquello que NO es posible perder. Razonablemente claro!

Tampoco es que estuviese muy viejo, si hasta brillaba y todo! Y funcionaba el mecanismo (el 2º más sencillo después del botijo). No creo ni que fuese de 2ª mano siquiera, eso como se medirá? Cuántos kilómetros lleva... o cuántos pinchazos ha dao? Vaya usted a saber

Este hecho tira por tierra muchas creencias infundadas y pilares básicos de nuestra civilización, egsto no pueder segr!!

 Demuestra que nada es verdad ni es mentira... todo depende del color del cristal con que se mira!

En este mundo nada parece ser serio,   yo tampoco lo pienso ser! Y tú?...

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

1 comentario

PUMUKY -

Así que... reflexiones sin reflexionar eh?

Pues yo creo que este tema es fruto de una muy seria reflexión acerca de la pérdida de un imperdible.

Estás sembrao, como siempre.

Y... reflexionando yo, digo:

A buen seguro, que el tal imperdible no se hubiese perdido, si su sistema de cierre, no hubiese sido forzado. Casi todos los elementos fallan por no utilizarlos bien.

Y... tambien puede ser, que en este caso, no tuviese tanto que ver el color del cristal con que mirase quien lo intentó abrochar, sino que no utilizó cristal alguno y andaba mal de la vista, lo que le pudo llevar a creer que lo había cerrado convenientemente, cuando no era así...
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres